jueves, 21 de marzo de 2013

De la repostería al arte con agua y azúcar


Es admirable como con unos ingredientes tan sencillos como agua y azúcar se pueden hacer auténticas maravillas en forma de fondant.
Hoy en día regalar una tarta es mucho mas que elegir entre diferentes sabores, formas y tamaños.
Para regalar una tarta lo que hay que pensar hoy en día es lo que nos gustaría decir con ella ya que se ha conseguido que puedan trasmitir y expresar.
Supongo que todos recordaréis cuando en el cole hacíamos churros con la plastilina, a pocos de nosotros nos salía nada más allá, pues la fondant es lo mismo pero con más imaginación y comestible.
Nada es demasiado complicado para hacerlo en 3 dimensiones, castillos de princesas, dibujos animados, bolsos de chanel, zapatos de película... son algunos de los ejemplos hechos tarta.
Pero no solo de tartas vive el hombre, además de las tartas hay toda una parafernalia que las acompaña, ahora las magdalenas se convierten en cupcakes y las galletas en algo para decorar y regalar.
Gracias a todo esto, la repostería se ha convertido en un buen regalo para todo tipo de celebraciones, y en ocasiones pueden llegar a ser más protagonistas que el propio homenajeado.
Una moda que ha generado toda una industria de ingredientes, accesorios y profesores que esperemos no canse al personal y decidan volver a regalar una San marcos o la siempre recurrente tarta de chocolate.
Yo espero que alguno de los artistas de la fondat se nos anime con una tarta-proyecto de arte de nuestro programa Al Dente.

texto:Ana Isabel Núñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada